El doloroso silencio de las víctimas de violación

ADIVAC atiende a las víctimas desde hace 20 años, desde orientación psicológica hasta asesoría jurídica. ADIVAC atiende a 4 mil 600 personas al año.
 Foto: Entre los talleres que ofrece ADIVAC está el de reconciliación familiar.

Cuando el abuso sexual sucede, el servicio psicológico y la atención médica es lo más importante.

Es por ello que la Asociación para el Desarrollo Integral de las Personas Violadas (ADIVAC), con 20 años de experiencia, ofrece atención psicológica, médica y legal a todas las personas que hayan vivido algún tipo de violencia sexual.

Esta asociación atiende aproximadamente a 4 mil 600 personas al año, afirmó la directora de la organización Laura Martínez en entrevista con EL UNIVERSAL Edomex, “todos ellos reciben atención psicológica, asesoría jurídica, talleres, la mayoría procede del Distrito Federal, pero también llegan de Nezahualcóyotl, estado de México”.

Aunque la mayoría de las víctimas prefieren guardar silencio sobre su violación, en ocasiones, cuando hay un maltrato grave, como testigo de ello quedan algunas lesiones en la piel y boca, también mordeduras o bien, ligeras fracturas por la fuerza del agresor.

En tanto, la terapia ayuda que a manera de catarsis, ya sea individual o en grupo, la persona que fue violada externe todas sus emociones, recuerde y reviva el hecho, “es algo muy fuerte, doloroso, por eso muchas personas abandonan el apoyo”.

De acuerdo con Martínez, las mujeres y los niños son el sector que principalmente acuden a las terapias psicológicas, cada semana atienden aproximadamente a 200 personas, de las cuales, el 70 por ciento son mujeres adultas y el 30 por ciento menores de edad.

“También tratamos de crear refugios para personas violadas y abusadas sexualmente, dando apoyo a través de la protección y nuestra meta es contribuir a la erradicación de la violencia familiar, sexual y de género que se ejerce en los diferentes ámbitos públicos y privados de la sociedad”, aseguró la directora.

Se tiene que promover el ejercicio y respeto de los derechos humanos de las mujeres, niñas, niños y adolescentes, “la mayoría de las personas que son violadas nunca se les habló que podían vivir una agresión sexual. Prevenir es educar a los niños”, concluyó.

Daniel Aguilar

Para información sobre las terapias y orientación psicológica que ofrece ADIVAC, pone a su servicio los teléfonos 56827969 y 55434700.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s